20 may. 2015

No con él

Puedo entender que busques a alguien que te comprenda, que sea atento y capaz de satisfacer todas tus necesidades, desde lo más mundano hasta lo más complejo de lo existencial. Puedo entenderlo, es algo que todos buscamos, esa persona a la cual podemos llamar “alma gemela”, o mejor aún, “amor de mi vida”. Queremos que alguien esté a nuestro lado, con quien podamos compartir lo que nos gusta de esta vida, con quien podamos enfrentar lo que tememos y con quien disfrutar momentos que se vuelven indelebles con el tiempo. Lo entiendo y lo sé, porque yo busco a alguien así.

Es porque lo entiendo que siempre te he animado a mantener esas expectativas, a no conformarte con lo que aparezca en tu vida, sino a buscar lo que mereces y más. Por ello quiero verte contenta, sonriendo y tranquila, sin preocupaciones ni dolores de ninguna clase. Quiero que mires hacia enfrente, al horizonte que se augura excepcional, donde reposan todos los sueños que desde siempre has querido lograr, esos que me has compartido y los que te faltan por maquilar, todos en conjunto, uno a uno y en su totalidad. Quiero que seas feliz, en todo el sentido de la palabra, con alguien o por tu cuenta, eso es algo que tú decidirás. Sé feliz, te lo digo y repito, conmigo o sin mí, de verdad quiero que lo seas. Pero no con él.

Que no sea con él. que te trató como algo en vez de alguien. Que no sea con él, que te tuvo como opción mientras se aseguraba otros amores. Que no sea con él, que tanto odiaste en un momento, tal vez en exceso, y que juraste no volver a ver. Que no sea con ese que se hace llamar hombre y no es capaz de enfrentar los problemas que él mismo genera. Que no sea con el que intenta comprar todo, hasta tu sonrisa y cariño. Que no sea con el que se ha convertido en una costumbre, por muy amena y necesaria que parezca. Que no sea con quien ahora te quiere y mañana te hiere. Que no sea con el que te tiene hoy enamorada.

Sé que es egoísta, pero te pido que no sea con él, no sólo por mantener a salvo tu integridad y orgullo, sino también por los míos. Sé feliz con alguien, pero no con él, porque si eres feliz con él, implicaría que contigo me equivoqué, que no supe elegir ni conocer a quien podría hacerme feliz, con quien mi vida quería compartir.